Presidente Noboa insistió en el inicio de la deportación de presos colombianos

El presidente Daniel Noboa informó que hay 38 países que han ofrecido ayuda al Ecuador. Este 11 de enero de 2024, el Primer Mandatario hizo una nueva evaluación sobre la situación de seguridad en el país.

En una entrevista con el medio FM Mundo, Noboa dijo que, entre los países que han ofrecido su ayuda, están Argentina y Estados Unidos. Pero mencionó que se requiere apoyo en varios sentidos, por ejemplo, en soldados, armamento e inteligencia.  

Situación de guías penitenciarios

Noboa también habló de la retención de guías penitenciarios y personal administrativo del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI). Reafirmó que la información que tiene da cuenta de que no ha sido asesinado ninguno de ellos.

“Estamos organizando operativos para traer a salvo a todas esas personas que son funcionarios del SNAI. Es una situación difícil”, indicó el Primer Mandatario. También recordó que se ha trabajado para romper redes de corrupción que incluía al sistema judicial e incluso policías.

Nuevas cárceles y población carcelaria

Sobre la construcción de dos nuevas cárceles, Noboa señaló que su diseño está pensado para la segmentación de la población carcelaria. Ofreció un dato importante: hay 3.000 presos más de la capacidad con la que cuenta el sistema penitenciario.

En este punto se refirió a la deportación de reos de nacionalidad colombiana. Dijo que la Ley ecuatoriana y tratados internacionales avalan ese proceso. Esto en referencia a la repuesta del Gobierno colombiano sobre no tener cupo para 1.500 reos.  

Nuevas leyes a trámite

Ayer se aprobó en segundo debate el proyecto de Ley de Competitividad Energética. Resaltó la labor de la Asamblea en ese aspecto. También anunció otras dos leyes que se impulsarán, aunque no habló sobre si serían o no proyectos económico-urgentes.

Se trata de un proyecto de Ley relacionado con la contratación pública y otro sobre turismo para buscar inversiones en ese sector de la economía.

El Telégrafo

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *