Apagones es un vaivén y a expensas de las lluvias

Los anuncios en torno a los racionamientos eléctricos han cambiado hasta en un mismo día. El 75 % de la generación actual proviene de las hidroeléctricas.

El nuevo Gobierno empezó con una tregua en los apagones iniciados y heredados de la administración anterior. Ese 23 de noviembre de cambio de gobierno Ecuador tuvo energía sin cortes y en estos días de fiestas de Navidad y Fin de Año tampoco habrá racionamientos, pero el camino ha sido un vaivén: hay apagones, se suspenden, vuelven, se hacen más largos, más cortos.

Las decisiones cambian a medida que llueve y la ministra de Energía, Andrea Arrobo, anunció que los racionamientos quedaban suspendidos hasta el 1 de enero del 2024 por “la gestión técnica en el eficiente manejo de los embalses de las centrales hidroeléctricas” y los resultados alcanzados en la campaña de ahorro que logró una reducción superior al 4 % del consumo de energía diaria.

Para el analista energético, Fernando Salinas, los cambios responden a dos causas. La primera a una mala estrategia de comunicación del Ministerio de Energía. “La semana pasada se informó racionamientos de tres horas, en esta semana de dos y luego que no habría cortes hasta el 1 de enero”.

Mientras que la segunda razón la atribuye a las lluvias que se hicieron presente en la cuenca del río Paute hace unos cuatro días, lo cual permitió que se recuperaran en algo los caudales y el almacenamiento de agua en los embalses de Mazar y Amaluza. “Estas lluvias atípicas para la fecha coadyuvaron para que de manera temporal tengamos suficiente energía hidroeléctrica para solventar la demanda de estos próximos días. Un evento inesperado (lluvias) que recuperó nuestra capacidad de generación de energía”.

Fuente: El Universo

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *