En medio de pugnas internas PID inició proceso de carnetización

Jefe de la delegación provincial de Manabí apunta al director nacional del movimiento, Arturo Moreno.

En vísperas del inicio del periodo electoral para los comicios del 2025, desacuerdos dentro del movimiento Pueblo, Igualdad, Democracia (PID, lista 4) tienen en vilo a algunas directivas provinciales.

PID es parte de la alianza Acción Democrática Nacional (ADN), que junto con Mover, antes Alianza PAIS, impulsó la candidatura presidencial de Daniel Noboa.

Su representante principal es Arturo Moreno Encalada, primo del expresidente Lenín Moreno Garcés y actual asambleísta y miembro de la Comisión de Gobiernos Autónomos, Descentralización, Competencias y Organización del Territorio.

El director de la delegación provincial de Manabí, Galo Plaza, habla de una “disputa electoral” con Moreno, alegando que este, en calidad de director nacional del movimiento PID, se niega a un pedido de rendición de cuentas en la organización.

Además, recuerda que el referido dirigente tiene dos causas en trámite en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) del año 2023. Una es de tipo infracción grave y la otra es de tipo recurso subjetivo contencioso electoral.

A pesar de la controversia, el PID empezó en enero un proceso de carnetización para captar más adherentes con miras a la apertura del proceso electoral en el Consejo Nacional Electoral (CNE), que se prevé para los primeros días de febrero.

Según Plaza, en Manabí ya cuentan con todos los cuadros completos con los aspirantes; falta hacer un filtro y definiciones para conocer quiénes son los elegidos como candidatos. Y confía en que a nivel nacional al PID no le van a faltar candidatos presidenciales, porque la lista “ha subido los plus”.

Señala que el propósito de su delegación es tener “un bloque bueno de candidatos, que tengan la capacidad de llegar al pueblo, de ganar una curul; y, desde adentro, desde la Asamblea, crear las condiciones necesarias para que nuestra provincia se desarrolle”.

“Tenemos tanta potencialidad, tenemos tantos recursos, tantos elementos buenos para ser potencia a nivel nacional y, sin embargo, seguimos rezagados. No nos dan el espacio que nos merecemos”, destaca.

Pero Plaza estima que el trabajo en su delegación provincial encontrará obstáculos las próximas semanas debido a la “pugna electoral” que existe desde el año pasado con Arturo Moreno. El de Manabí alega que el director nacional ha llevado ante el CNE petitorios para que se deje sin efecto su nombramiento como director provincial.

“Lógicamente que la delegación provincial le niega (el petitorio). Yo hice uso de mi derecho a la defensa, y entonces el señor (Moreno) no pudo moverme. Y eso lo hizo en todas las provincias que no comulgaban con la manera de ser de él. Son la mayoría de las provincias legamente constituidas, no solo Manabí”, asegura.

Según Plaza, son varios los directores provinciales que se oponen a la continuidad de Moreno en la dirección nacional del PID, y afirma que la postura de ellos quedó plasmada en el acta de la asamblea general extraordinaria que tuvo lugar en Portoviejo, el 10 de septiembre del 2023, en la cual resolvieron suspender temporalmente por el plazo de hasta 180 días al director.

Asimismo, señala que Moreno debe renunciar a su cargo de directivo del movimiento por su estatus de asambleísta nacional, según el artítuclo 59 del Régimen Orgánico del PID.

En cuanto a la alianza que el pasado 29 de mayo suscribieron Mover y el PID para participar en las elecciones presidenciales y legislativas como la alianza Acción Democrática Nacional (ADN), apuntó que el acuerdo reza que el vínculo “durará 365 días”, y que “al no haber transcurrido el tiempo se podría suponer que la alianza continúa”. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *